Menú Principal
15 de Noviembre de 2019

Diabetes Mellitus

La diabetes mellitus es una afección crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina o cuando el organismo no puede emplear eficazmente la insulina producida. Esto provoca hiperglicemia (exceso de azúcar en la sangre), que daña considerablemente numerosos sistemas del organismo, especialmente el sistema vascular y el sistema nervioso. La diabetes no respeta razas, edad, sexo, ni fronteras. El día 14 noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes

Tipos de Diabetes

Diabetes Tipo 1

La Diabetes Tipo 1 es poco frecuente. Se desarrolla de preferencia en los niños y adolescentes, aunque se puede presentar en cualquier edad. Sus síntomas en general son intensos. Entre ellos destacan: sed intensa, excesiva orina, pérdida de peso, decaimiento general y falta de energía. La insulina es el medicamento imprescindible para las personas con diabetes Tipo 1. Estas necesitan inyecciones diarias de insulina para sobrevivir. La educación diabetológica, un plan alimentario adecuado y el ejercicio físico son importantes para tratar la diabetes Tipo 1.

Diabetes Tipo 2

La Diabetes Tipo 2 es mucho más común que la Tipo 1. Cerca del 90% de las personas con diabetes son Tipo 2 y se desarrolla sobre todo en el adulto. Los síntomas suelen ser más solapados en las personas con este tipo de diabetes. Algunas no presentan síntomas al inicio y sólo son diagnosticadas algunos años después de declarada la afección, incluso, cuando ya han aparecido varias complicaciones asociadas a la diabetes. Las personas con diabetes Tipo 2 pueden requerir medicamentos orales y después de algunos años la mayoría tienen que tratarse con insulina, esto no quiere decir que la enfermedad se ha agravado, es la evolución natural de ella. Al igual que en el tratamiento de la diabetes Tipo 1, la educación diabetológica, un plan alimentario adecuado y el ejercicio físico son importantes para tratar este tipo de diabetes.

Diabetes Gestacional

Es la diabetes que aparece durante el embarazo, se detecta, generalmente, en el tercer trimestre y su tratamiento incluye el régimen, siendo a veces, necesario el uso de insulina para obtener un buen control. Por lo general, desaparece después del parto. Algunas madres después de un tiempo variable pueden desarrollar diabetes Tipo 2, esto implica que deben controlarse periódicamente (una vez al año).

Síntomas

Si usted tiene alguno de estos síntomas y antecedentes familiares de Diabetes, visite su médico.La Diabetes es una enfermedad solapada, que una vez desarrollada le acompañará toda la vida, porque es crónica e irreversible.

Sin embargo, la Diabetes es una enfermedad que siguiendo las indicaciones médicas (plan alimentario, ejercicios y medicamentos) más un control permanente, se mantiene regularizada y se previenen las complicaciones.

Sueño y Cansancio, Hambre constante, Orina Frecuente, Mucha Sed, Calambres, hormigueo, adormecimiento, Heridas, Disfunción sexual, Visión borrosa, lesiones cutáneas en zona genital o peneana, Infecciones frecuentes vaginales y urinarias, Pérdida de peso sin razón.

Mitos y realidades acerca de la diabetes

Mito: Nadie en mi familia tiene diabetes, así que no padeceré la enfermedad.

Realidad: Es cierto que tener un padre/madre o hermano(a) que tenga diabetes aumenta su riesgo de padecer la enfermedad. De hecho, el historial familiar es un factor de riesgo tanto para la diabetes tipo 1 como para la diabetes tipo 2. Sin embargo, muchas personas con diabetes no tienen familiares cercanos con esta enfermedad.

Las opciones de estilo de vida y ciertas afecciones pueden aumentar su riesgo para la diabetes tipo 2. Estas incluyen:

Mitos y realidades acerca de la diabetes

Mito: Nadie en mi familia tiene diabetes, así que no padeceré la enfermedad.

Realidad: Es cierto que tener un padre/madre o hermano(a) que tenga diabetes aumenta su riesgo de padecer la enfermedad. De hecho, el historial familiar es un factor de riesgo tanto para la diabetes tipo 1 como para la diabetes tipo 2. Sin embargo, muchas personas con diabetes no tienen familiares cercanos con esta enfermedad.

Las opciones de estilo de vida y ciertas afecciones pueden aumentar su riesgo para la diabetes tipo 2. Estas incluyen:

Mito: Probablemente desarrollaré diabetes debido a que tengo sobrepeso.

Realidad: Es cierto que el exceso de peso aumenta su probabilidad de tener diabetes. Sin embargo, muchas personas que tienen sobrepeso o están obesas nunca desarrollan diabetes. Y personas que tienen un peso normal o un poco de sobrepeso sí la desarrollan. Lo mejor que puede hacer es tomar las medidas para disminuir su riesgo al hacer cambios nutricionales y actividad física para perder el exceso de peso.

Mito: Yo consumo mucha azúcar, así que me preocupa padecer de diabetes.

Realidad: Consumir azúcar no causa diabetes. Pero, aun así debería disminuir los dulces y las bebidas azucaradas.

Para las personas que no tienen diabetes, el problema principal relacionado con el consumo de mucha azúcar y de bebidas endulzadas con azúcar es que les puede producir sobrepeso. Y tener sobrepeso sí aumenta su riesgo para diabetes.

Mito: Mi médico me recetó insulina. Esto significa que no estoy haciendo un buen trabajo en cuanto al manejo del nivel de azúcar en mi sangre.

Realidad: Las personas con diabetes tipo 1 deben utilizar insulina debido a que su cuerpo ya no produce esta importante hormona. La diabetes tipo 2 es progresiva, lo que significa que el cuerpo produce menos insulina con el tiempo. Así que eventualmente, el ejercicio, los cambios en la dieta y los medicamentos orales pueden no ser suficientes para mantener su azúcar en sangre bajo control. Entonces, usted necesita usar insulina para mantener el azúcar en sangre en un rango saludable.

Mito: Puedo dejar de tomar los medicamentos para la diabetes una vez que mi azúcar en sangre esté bajo control.

Realidad: Algunas personas con diabetes tipo 2 pueden controlar su azúcar en sangre sin medicamentos al bajar de peso, consumir una dieta saludable y hacer ejercicio de manera regular. Pero la diabetes es una enfermedad progresiva, y con el tiempo, incluso si está haciendo todo lo que puede para estar saludable, es probable que necesite medicamento para mantener su azúcar en sangre dentro de su rango establecido.

 “Súper alimentos” recomendados a las personas con diabetes

Se llaman súper alimentos a aquellos ricos en nutrientes considerados especialmente beneficiosos para la salud y el bienestar1. Deben estar constituidos por ingredientes extremadamente saludables que cumplen más de uno de los siguientes criterios: deben ser ricos en fibra, tener una alta cantidad de minerales, proteínas y vitaminas, contener niveles elevado de antioxidantes, ser bajos en su aporte calórico, ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares y otras afecciones, y, además, ser fáciles de encontrar1.

Otros de los múltiples beneficios que podemos encontrar es que son muy saludables para las personas con diabetes, ya que contienen un bajo aporte de carbohidratos, ayudan a estabilizar los niveles de glicemia y tienen un bajo índice glicémico2.

1- Frutos rojos

Entre los más conocidos se encuentran los arándanos, la granada, las frambuesas, el maqui y la mora. Basta con consumir una pequeña cantidad diaria para prevenir enfermedades coronarias dado su alto poder antioxidante, contribuyendo a evitar el proceso de oxidación del colesterol en sangre, también equilibran los niveles de glucosa después de las comidas, mejorando el control metabólico1.

2- Tomates

Ricos en licopeno, los tomates son un poderoso antioxidante natural, por lo que ayudan a cuidar el corazón, disminuyendo el colesterol y los triglicéridos en sangre, además de prevenir enfermedades cardiovasculares. Tienen baja cantidad de carbohidratos y bajo índice glicémico1.

3- Salmón

Posee altos niveles de Omega 3, ayuda a reducir el colesterol que obstruye las arterias, al mismo tiempo que eleva los niveles de HDL1.

4- Legumbres

Su alto contenido en fibra aporta 1/3 del requisito diario en solo ½ taza de té, además de ser una gran fuente de proteínas que puede reemplazar la carne roja, pero sin la grasa saturada, previniendo así enfermedades cardiovasculares2.

5- Frutos cítricos

Tales como la naranja, el limón y el pomelo, se caracterizan por ser una rica fuente natural de vitamina C, potente antioxidante que ayuda a prevenir daños de los radicales libres que pueden provocar cáncer, además de reducir el riesgo de muerte asociado con enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular2.

6- Frutos secos

Las almendras y nueces, por ejemplo, aportan muchos minerales y vitaminas. Entre ellos, fósforo, magnesio, potasio, vitaminas del complejo B y vitamina E, los que ayudan a mantener una buena salud cardiovascular. Su efecto saciante permite ayudar en el control del peso2.

7- Vegetales de color verde oscuro

El brócoli, la espinaca, la acelga, entre otros, son una excelente fuente de fibra, aportan pocas calorías y tienen un gran valor alimentario por su riqueza en vitaminas (especialmente A, C, el complejo B, E y K) y minerales (en especial el calcio, el hierro, el magnesio, el potasio). Las verduras de hoja verde se caracterizan por su contenido en filoquinona, fuente principal de vitamina K la cual participa de manera directa en la coagulación de la sangre3.

8- Chía

Su alto contenido de ácidos grasos esenciales, como el omega 3, es fundamental en la prevención de enfermedades cardiovasculares, además de ser una buena fuente de fibra, mejorando los niveles de glicemia y de colesterol. Basta con una cucharadita diaria4.

9- Quínoa

Es una semilla tan completa que tiene las características de un cereal, fuente de proteína de alto valor biológico y grasas esenciales. Aunque es rico en carbohidratos entregando un gran aporte de energía, se considera un alimento de bajo índice glicémico por su alto contenido en fibra5.

10- Cacao

Los polifenoles presentes en el cacao cuentan con un efecto vasodilatador que ayuda a reducir la presión arterial. La combinación de estos flavonoides junto con otro componente del cacao (la teobromina) puede ayudar a elevar el colesterol “bueno” (HDL) y a reducir el colesterol “malo” (LDL)6.

Ahora que conoces todos los beneficios y propiedades que tienen los súper alimentos ¡te invitamos a incorporarlos en tu dieta diaria!

UNIDAD DE NUTRICIÓN

                                                                                              HRAV